Mendoza

Existe Un Poder Extraordinario A Tu Disposición

Presentamos estos devocionales como una oportunidad para que puedas compartirlos a tus conocidos.

Su temática es la misma que será desarrollada durante el Congreso Bautista 2018: “El Poder Del Acuerdo”

Existe una fuente tremenda de poder, un poder extraordinario a tu disposición, y solo debes conocerlo.

Para muchos pasa desapercibido, por nuestra tendencia al individualismo.

Me refiero al “poder del acuerdo”, sin duda una fuente tremenda de poder, un poder extraordinario a tu disposición, sin limitación ni condicionamientos espurios.

La Biblia menciona “el acuerdo” como fuente de poder.

Obviamente, se trata de un poder que se desata solo cuando el acuerdo ocurre.

Por eso el título de este artículo es “Un Poder Extraordinario A Tu Disposición

Así que, lee a continuación, y piensa si lo quieres.

Cuando no hay acuerdos de las personas entre sí, y entre estas con Dios, la ruina sobreviene a las familias, las iglesias, las empresas y las naciones.

“NO ESTAR DE ACUERDO” producen frustraciones, enfermedades, pobreza, falta de logro en alcanzar metas, y muchas cosas más.

Vemos que desde el Antiguo Testamento el profeta Amos nos previene diciendo:

“¿Andarán dos juntos, si no están de acuerdo?” Amós 3.3

Es curioso que el profeta no menciona que es necesario que diez o veinte o toda una congregación se ponga de acuerdo, sino solo dos.

Es decir, solamente vos y una persona más.

Parece que dos es el mínimo y el máximo al mismo tiempo.

Lograr que todo un grupo se ponga de acuerdo, comienza con dos que se ponen de acuerdo.

Muchos años después, el propio Jesús afirmó, según nos cuenta Mateo:

“Esto les digo: Si dos de ustedes se ponen de acuerdo aquí en la tierra para pedir cualquier cosa en oración, mi Padre que está en el cielo se los dará.”

Y en este versículo podemos ver la claridad en la expresión de Jesús:

  1. Dos de acuerdo
  2. En la tierra
  3. Cualquier cosa
  4. Pedir en oración
  5. Mi Padre que está en el cielo se los dará

¿Por qué habrá mencionado que quien responde es su Padre “que está en el cielo”?

Santiago, el hermano de Jesús, nos da una respuesta:

“Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras.” Santiago 1.17

Y para enfatizar aún más que EL PODER DEL ACUERDO comienza y termina cuando dos son los que se ponen de acuerdo, considera Deuteronomio 32.30:

“¿Cómo se explican ustedes que un hombre persiga a mil hombres, y que dos hombres hagan huir a diez mil hombres, a menos que el Señor se los hubiera entregado?”

Nota cómo se multiplican los resultados en el poder del acuerdo.

Al mencionar que uno podría perseguir a mil hombres, podríamos suponer que dos podrían perseguir a dos mil hombres.

Sin embargo dice en primer lugar que no serán dos mil, sino diez mil.

¿Qué pasó allí?

Es que EL PODER DEL ACUERDO potencia las capacidades, potencia la unción, potencia la conquista, multiplica la posesión, multiplica el avance, genera una explosión de logro.

Y no solo eso, sino que el logro obtenido, es de una dimensión mayor, pues uno solo “persigue” a mil, pero dos “HACEN HUIR” a diez mil, y esa expresión es más fuerte, de mayor victoria.

Así que, eres tú el que decide hoy: o te quedas solo, y tal vez, solo tal vez, te quedas sin nada.

O haces acuerdos en Dios y con Dios, y te preparas para una bendición que sobrepasará tus expectativas.

Recordá que “SOLO DOS DE ACUERDO”, en la tierra, pidiendo en oración cualquier cosa, AL PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS, todo eso conforma un poder extraordinario a tu disposición: comienza con tu decisión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *